Heidi Wegener

Los perfiles de los personajes deben encontrarse aquí antes de postear en áreas dentro del castillo. El asunto del mensaje debe ser el nombre del personaje.

Heidi Wegener

Notapor Heidi Wegener » 11 Sep 2016 20:28

≡ NOMBRE COMPLETO ≡
Heidi Wegener

≡ FECHA DE NACIMIENTO ≡
31 de Octubre, 1972

≡ CASA Y CURSO ≡
Slytherin, 6to

≡ VARITA ≡
Abeto, 24 cm
Pluma de Fénix, rígida

≡ FAMILIA ≡
Sangre pura, clase media-alta

≡ HERMANOS ≡
Ingrid Wegener
Hansel Wegener
Imagen



≡ PERSONALIDAD ≡


    Crecer en hogares inusuales forma personas inusuales. A pesar de que los pensamientos de Heidi circulan los temas que preocupan a una chica de su edad (que no le vaya mal en sus exámenes, no oler feo, tener los dientes limpios cuando habla con el lindo del curso y otras delicias juveniles), sí tiene una frialdad y pesimismo llamativos. No es más sabia que cualquier adolescente promedio pero sí suele ser un tanto cortante y pragmática, no le da vueltas a las cosas ni se toma el tiempo para pensar la respuesta más diplomática. Sus contestaciones pueden ser polémicas porque no es una persona que se ande con rodeos para llegar a un punto.

    Buena parte de su encare práctico de la vida surge desde que es muy pequeña, cuando aprendió a no confiar en conceptos universalmente aceptados y a poner a lupa a lo que sucede en la práctica. Cuando muchas ideas que suenan fantástico (como la justicia, las buenas intensiones y comer hamburguesas con papas fritas por la noche) necesitan de personas para llevarlas a la práctica y éstas suelen ser poco confiables por teñirse de intereses e ideas particulares; Por lo tanto, Heidi cree que la realidad y la teoría están separadas por una brecha enorme gracias al error humano. Heidi reniega de ello (de la humanidad y sus errores) no comulga con la condescendencia hacia las conductas cuestionables, las excusas, la pereza y el miedo a la confrontación. No es una que le tenga miedo a la discusión, a los problemas o a generar controversias.

    A pesar de comprender que las personas no son perfectas, Heidi hará todo en su poder para acercarse lo más posible. Es una persona orientada a la aptitud y la competencia (de competente y no de competitiva, aunque a veces vayan de la mano) porque viene de una hermana familia que prioriza el desempeño a la proveniencia. Puede parecer un poco mecánica para el que no la conozca pero ella vive en un mundo en donde el camino a Azkaban (o la muerte) está pavimentado de buenas intensiones. No encuentra mucho espacio, entonces, para relajarse y pone una meticulosidad para todo lo que la ocupa que sólo su pesimismo podría justificar. Ella asume que las cosas saldrán pésimo y, por tanto, hará todo lo posible para evitarlo.

    Como vive en una vida de dicotomías (entre lo que está bien y lo que está mal, ganar y perder...) tiende a ocuparse solamente por cosas que le importan y le competen con mucha energía y cuidado. No le gusta que las cosas vayan mal, pero si va a ser así prefiere una derrota con dignidad: No presentará excusas, no presentará disculpas, no presentará arrepentimiento. Está convencida que si hizo todo lo que estuvo en su mano para que las cosas salgan bien, no tiene porqué pedir perdón.

Imagen


≡ FAMILIA ≡


    Heidi es la tercera de los tres hijos de Klaus Wegener y Rita Purkinje. Actualmente, su padre se dedica a contar centímetros cuadrados de moho en su celda de Azkaban perdiendo lentamente la razón mientras que su mamá se dedica a nada porque está muerta.

    Heidi es quien descubre el cadáver de su madre, en la primera plana de El Profeta, mientras que su papá y su hermana mayor preparaban el desayuno en su séptimo cumpleaños (pastel de chocolate): El periódico publicó una foto de una gigantesca pila de Inferi que los Aurores del Ministerio habían abatido la noche anterior. Entre tanto pedazo de carne putrefacto, sólo el rostro de Rita Purkinje era claramente reconocible. Había desaparecido dos años antes, en una misión diplomática que nunca llegó a destino. Por su parte, Klaus fue apresado por un afamado Auror y enviado a Azkaban sin juicio un par de meses después. Era jefe de Control de Aduanas y lo descubrieron haciendo la vista gorda sobre envíos sospechosos para ciertas familias presuntas de apoyar al Señor Tenebroso, en el afán de no meterse en problemas con la gente equivocada. Para sus captores, colaborar con los colaboradores del-que-no-debe-ser-nombrado es tan malo como ser uno de ellos. Mientras que el Ministerio mandaba alegremente a su padre a prisión, todos los Mortífagos de la eternidad se salvaron "por los pelos" y porque siempre gana la justicia social, claramente.

    Cuando su padre fue enviado a Azkaban, la hija mayor de la familia queda a cargo de sus hermanos. Ingrid Wegener tiene siete años más que Hansel, su hermano inmediatamente menor, y doce años más que Heidi; apenas había cumplido veinte cuando tuvo que ponerse la casa al hombro sin otra ayuda familiar que tarjetas de Navidad y bombachas rosadas en Año Nuevo (¡¿Qué más querría una adolescente a cargo de dos menores, no?!). Si bien sus padres provenían de dos familias de clase media-alta, ninguno de sus tíos quiso manchar su reputación haciéndose cargo de los hijos de. Los únicos benefactores que han tenido los Wegener fueron los Fairchild, que apoyaron económicamente a Ingrid para terminar sus estudios superiores cuando ella aplicó para su Beca para Jóvenes Talentos. Si bien a Sasha Fairchild no le agradaba el pasado o el apellido de los Wegener de inicio, pues siempre ha dejado en claro su postura frente a la campaña de los Mortífagos y el-que-no-debe-ser-nombrado, Nathaniel ve aptitud y resiliencia en los jóvenes hermanos. Sasha accede a convertir a Ingrid en su protegida a cambio de que Hansel (que tiene la misma edad que Mila) se transfiera a Durmstrang, donde los hijos de los apresados por el Ministerio Británico son recibidos con brazos abiertos y desfiles en su nombre. Nada de inculcar por años ciertas ideas a su única hija para meter en su casa a un mini-Mortífago.


≡ HISTORIA ≡


    Actualmente, Ingrid tiene un cargo en la Oficina de Comercio Exterior del Departamento de Cooperación Mágica Internacional y un trabajo extraoficial asesorando a Nathaniel Fairchild en inversiones internacionales para pagar por sus favores en el pasado. Es su objetivo ser jefa de Control de Aduanas, el puesto que su padre ocupaba cuando fue apresado, para vengar su apellido. Luego, renunciará al Ministerio (porque está lleno de burgueses burócráticos, marionetas de gente rica y santurrones buenos para nada) y finalmente aceptará un alto cargo en las empresas de los Fairchild, como la implacable genio de las finanzas que es. Su labor profesional es brillante porque es una mujer en una misión de venganza, no porque haya soñado cuando era una niña tener ojo para las tendencias económicas. Es buena para los negocios porque tuvo que volverse buena. Probablemente fue una chica dulce y preocupada de caer bien en algún momento, ahora no tiene tiempo para pendejadas. Desde que quedó a cargo de sus hermanos se ha manejado por la vida con inflexibilidad y mano dura.

    Hansel, por su parte, terminó sus estudios en Durmstrangs en el '86 y volvió al país duro y sarcástico, altamente versado en el conocimiento de las artes oscuras y el Duelo Mágico. Ni él ni sus hermanas guardan resentimiento con los Fairchild por haberlos separado, comprenden que había que adaptarse a las circunstancias. Hansel sabe que no hubiese vuelto a Reino Unido si Mila no estuviese casada, de todos modos, no es un jodido idiota. Si no odiara profundamente a los Aurores (y a los Mortífagos, para el caso) probablemente sería uno de los dos.

    Los hermanos Wegener mantienen un estilo de vida de clase media-alta, como sus padres, debido a que Ingrid ha hecho maravillas con los ahorros que les quedaron y es muy buena para escuchar los consejos de Nathaniel y Sasha. Ahora que Hans ha finalizado sus estudios en el extranjero convivirá con Ingrid en un coqueto apartamento de dos habitaciones hasta que alguno de los dos haga vida en pareja o Heidi egrese de Hogwarts. En verano, a la hermana menor le toca dormir en un futón de la sala porque rige la Ley del cangrejo. No tienen mascotas porque son sucias y costosas. Comparten el agrado por los idiomas, la comida étnica, el ajedrez y el humor pasivo-agresivo; así como el desprecio por el fanatismo y las doctrinas (tanto de un lado como del otro), las tradiciones familiares estúpidas y la gente que prioriza procedencia por encima de aptitud.


≡ APARIENCIA ≡


    Si acaso existe una ventaja de crecer sin padres es que nadie te edulcora la realidad para decir que todas las personas son hermosas, no importa cómo luzcan. Su hermana mayor luce bien, huele bien y habla bien y, si bien nadie va a escucharla sólo por la forma en que se presenta, ayuda mucho para atraer atención. Así que Heidi nunca pasó (y sería bastante extraño que pase) por una etapa de lucir rara. Su cabello siempre se ve hermoso, raramente sufre acné y huele todo el tiempo a verano (usa dos perfumes, uno con aroma a flores de naranja y arena tibia por la mañana y otro de gardenias y miel por la tarde). Su uniforme siempre estará en perfectas condiciones y su ropa de fin de semana tiende a más a la moda que ser apropiada para su edad. Muchas de las cosas de su baúl desaparecieron misteriosamente del guardarropas o los estantes de su hermana. Aprovecha cada salida a Hogsmeade para retocar su corte de cabello y tiene múltiples y elaboradas rutinas de belleza.

    Tiene la piel clara y contextura ósea pequeña, habiéndose estancado en 1,57 m. desde que pegó su último estirón. En comparación con sus hermanos y sus compañeros de clase es bastante baja. Tampoco se ha vuelto mucho más curvilinea cos los años, como su hermana y sus primas. A pesar de que es muy parecida a Ingrid, comparten algunas diferencias: Heidi jamás teñiría su hermoso cabello (lo tiene rubio dorado, largo hasta el hombro y en capas que acentúan sus ondulado natural), ojos color almendra y cejas más bien frondosas con las que ostentará de mil y una expresiones silenciosa. Habla voz cálida y profunda, agradable, y es raro verla soltando grititos aguditos y risitas juveniles. Tiene el rostro de forma ovalada, pero como es bastante delgada se ve más alargado, enfatizando su parecido con Ingrid. Su cabello crece muy rápido.

    Heidi es vegetariana y le desagrada el gusto de las harinas. Es promotora de vida sana entre sus amigos, del tipo que te miran feo cuando te vas a comer un bizcocho de más y quiere que hagan vida al aire libre porque el castillo la asfixia. El chocolate le desagrada, hasta su aroma le da nauseas, por lo que suele levantarse de la mesa antes de que aparezca el postre con una fruta. También le desagrada la gente insegura acerca de su apariencia.


≡ OTRAS COSAS ≡


    ╔ El apellido Wegener es alemán, pero después de que varias generaciones de la familia vivieran en Reino Unido, la pronunciación se ha ido anglizando. Se pronuncia 'Végh-na', 'Vígh-na' o 'Végh-ner', dependiendo del interlocutor, pero nunca 'Güeguiná'. El apellido de su mamá (Purkinje) es checo y se pronuncia Purki-nié. Heidi pronuncia su nombre: Jái-di Végh-ner.

    ╠ Heidi adora a su hermana mayor, a quien llama cariñosamente Iggy desde que es pequeña. Tienen sus peleas, más que nada porque ninguna es duraznos en almíbar, pero la menor idolatra a la mayor con cada fibra de su ser. Siempre se está preguntando cómo ser un poco más parecida a ella (de hecho, gran parte de su personalidad tiene que ver con lo que ella cree que su hermana es: inflexible, inalcanzable y perfecta) y tienen la habilidad de comunicarse sólo con miradas.

    ╠ Aunque Heidi cuestiona mucho la figura de autoridad de Ingrid (porque cuestiona casi todas las figuras de autoridad), sus métodos poco ortodoxos para criarla la formaron como un ser humano bastante funcional. Eso, viniendo de una persona tan joven, es algo admirable.

    ╠ Quisiera compartir con Hans la misma relación que tiene con su hermana pero Heidi cree que la distancia física los ha distanciado un poco. Comparten un lazo amigable por momentos son un poco abrasivos con el otro.

    ╠ Si alguien le presentara la oportunidad de visitar a su padre en Azkaban, no lo haría. A Heidi no le da vergüenza que esté en prisión, le da vergüenza que esté en prisión siendo chivo expiatorio. A pesar de que no le agrada ni los mortífagos ni los Aurores (porque ambos arruinaron su niñez), preferiría que fuera Mortífago a la situación presente. Considera las acciones de su padre como débiles y temerosas, faltas de convicción. No logra caer en cuenta de que su padre terminó en prisión en el afán de proteger a sus hijos.

    ╠ Los Wegener no tienen abuelos pero sí dos tíos por parte de madre que no ayudaron a Ingrid cuando más lo necesitaba, por miedo a quedar pegados al apellido de su padre. Tras la muerte de su hermana y el apresamiento de su cuñado, Reuben Purkinje usó su influencia en el Ministerio para ser transladado a Estados Unidos con su esposa y cuatro hijas (Otterly, Minky, Zosia y Zephy), mientras que su tío Simeon se retiró de la política y abrió una agencia inmobiliaria que aún maneja, con su esposa e hija (Myrcella). Cuando Ingrid logró ser una protegida de la familia Fairchild, sus tíos intentaron recomponer la relación por intermedio de sus hijas, pero los Wegener son hermanos memoriosos.

    ╠ Ingrid es una persona bastante respetada entre algunas familias de sangre pura (especialmente aquellas que se salvaron por el silencio de su padre) pero ella no se ampararía nunca en dinero que mandó a su padre a prisión para sobrevivir. Heidi ha aprendido gracias a ésto la diferencia entre recibir ventajas, beneficios y favores por sus influencias y pedir limosna.

    ╠ Así como considera que su padre fue débil, piensa lo mismo de los Mortífagos que están sueltos. Tiende a tener respuestas como 'Tu padre fue un traidor al Dark Lord al negarlo frente a un tribunal' cuando el hijo de un Mortífago arrepentido se pone muy pesado con sus creencias acerca de la sangre. Según ella, hasta sus padres fueron seguidores más fieles: Su papá terminó en la cárcel y su mamá prestó servicios después de muerta.

    ╠ Heidi es una gran jugadora de ajedrez mágico. Es del tipo de personas que leen libros de ajedrez como si fueran novelas románticas porque realmente le encanta ganar. Prefiere jugar con piezas blancas (porque, dah, ¿Quién en su sano juicio no preferiría jugar con ventaja?) tiene un estilo de juego más bien cerrado.

    ╠ Disfruta mucho del ballet, con el que tomó contacto a través de Mila Fletwock (con quien comparte una cordial relación de silencioso acoso). Se siente intimidada por ella.

    ╠ Como la pone muy nerviosa la gente descuidada de su apariencia, sus objetos personales y formas (ya que le lastiman la vista y hieren sus entornos controlados, así que sí, la afectan mucho) suele tomar acción directa contra ellos. No puede contar las veces que le ha dicho a Sara Fawcett que se limpie las uñas. No son amigas ni nada, sólo lo hace porque la saca de quicio.

    ╠ Se refiere a las cosas que le desagradan como 'Tristes'.

    ╚ No sabe qué quiere hacer cuando sea grande pero durante el verano trabaja de Personal Shopper para las personas acaudaladas. Ingrid se ha visto en la obligación de que no son los Weasley porque Heidi actúa como si lo fueran.
Imagen
Avatar de Usuario
Heidi Wegener
Slytherin
Slytherin
 
Mensajes: 126
Registrado: 09 Jul 2016 11:36
Ubicación: Slytherin, 6to

Volver a Perfiles

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron